sábado, 30 de mayo de 2009

HORRORES VERANIEGOS

Ya ha comenzado la Pasarela Espantosidades Verano 2009...
Con el calor (o la calor) y la asfixia, los bichos,y los gamberros nocturnos, que vociferan bajo las ventanas abiertas de quienes intentamos dormir, llega también el momento en que el ser humano luce sus peores galas...
Como éste es un país de pendulazos extremosos, se ha pasado del recato absurdo y pacato, a la exhibición impúdica de la lorza salchichera, y si bien hay seres humanos prudentes-compartas o no sus gustos- hay otros seres, cuya sola visión clama venganza...
Y no es cuestión de marcas, pijerío, o comodidad, pues las más de las veces suscribo "el ande yo caliente, ríase la gente", no es eso, sino un mínimo de misericordia hacia el prójimo...les juro por Snoopy que no tengo ni un sólo bolso "de marca" ni siquiera de mercadillo, no por nada sino "porque paso de eso", que suelo vestir jeans, y doy dinero por no tener que llevar tacones de puro vaga, vamos que no puede decirse que sea una tiquismiquis de la moda, y sin embargo, mi sensibilidad estética se ve contínuamente estremecida por visiones de sobacos pilosos, camisas abiertas hasta el ombligo ( cuando hay camisa) y espeluznantes chancletas...en fín, que si algo bueno tienen es que son la antilujuria...
Mi admirado Arturo Pérez-Reverte ha escrito muy duras palabras sobre la cuestión en varias ocasiones, y transcribo breve resumen:
"(...) el calor es el gran pretexto, y el personal se atreve a cosas inauditas. Este verano he visto, como le diría Kurtz a Harrison Ford en un híbrido surrealista de Blade Runner y El Corazón de las Tinieblas, horrores que creí no ver jamás. He visto combinaciones de prendas y colores alucinantes. (....) He visto una tía en bañador y pareo cortito por la calle principal de una ciudad cuya playa más cercana estaba a cincuenta kilómetros. He visto enanos raperos con zapatillas de luces rojas intermitentes, que pedían a gritos encontrarse con un neonazi majareta de Illinois armado con un AK-47. He visto venerables ancianos con piernecillas blancas y pelo gris, gente que hizo guerras civiles, y trabajó honradamente, y tuvo hijos y nietos, vestidos para el paseo vespertino con bermudas de colores y una camiseta de 101 Dálmatas. He visto impúberes parvulitas con suelas de palmo y medio y tatuajes hasta en el chichi. He visto maridos que paseaban, orgullosos, a legítimas vestidas de diez mil y la cama aparte..." y no sigo porque es largo y cruel, como la realidad que vivimos...el resto lo tienen en " Con ánimo de ofender" en Santillana Ediciones Generales, S.L. del 2001...
Yo no llego a tanto, pero como diría el potero famoso "un poquito de por favor..."

2 comentarios:

isra dijo...

Suscribo hasta la última coma, cada vez soporto peor el verano, por el calor, la gentuza y el horterismo reinante.

Vaya 4 mesecitos que me quedan

Maribeluca dijo...

JEJEJE