domingo, 28 de marzo de 2010

CAZA DE CURAS

Vamos a ver, si yo dijera que todos los homosexuales son pederastas aquí se iba a liar parda, probablemente ustedes tendrían que llevarme bombones al calabozo, y sin embargo es más o menos lo que ha venido a decir sobre los curas la señora Cayetana Guillén Cuervo en su a menudo babosa columna de "El Mundo" donde también nos relató el "bautizo laico" de su nene, naturalmente no es la única que aprovecha los escándalos de abusos para vomitar todo su odio y sus prejuicios...quien piense que voy a contemporizar en este asunto o tratar de buscar alguna justificación va de ala, no es la primera vez que digo que hay gentuza ensotanada, y no sólo aquí sino que les hago llegar mi opinión por correo electrónico; además, la Iglesia ha actuado muy negligentemente en esta cuestión, cuando se intenta minimizar daños poniendo parches y cataplasmas donde hay que sajar, llega la gangrena y hay que amputar, de modo que cuando al fín se decide afrontar los daños, éstos son terribles, no diré "irreversibles" que es lo que intentan los enemigos habituales, pero sí ingentes...no hay duda de que el escándalo es más grave viniendo de quienes se supone ejemplo, y de quienes antaño se rasgaban las vestiduras por no comer pescado los Viernes de Cuaresma o ponían especial énfasis en "los pecados de la carne" habiéndolos más graves, y hasta ahí puedo estar de acuerdo y aceptar las condenas de toda la quina que van a tener que tragar (y no sólo ellos, sino todos), toca apechugar y asumir consecuencias y poner más remedios y más filtros..porque hay "infiltración" de distintos tipos en el seno de la Iglesia, cuando no han podido con la institución desde fuera, se han sucedido los intentos desde dentro...¿quiero decir con esto que todos los pederastas curas son producto de una de ellas? no, aunque pueda haber un porcentaje, así como también puede haberlo de falsas denuncias (también lo hay en las denuncias de maltrato y tampoco se puede decir y si no vean el trato dispensado a los jueces que han osado mentarlo)...no, yo creo más bien, que las naturalezas desviadas buscan sus caladeros, y antaño (los casos destapados en su gran mayoría son de hace décadas) éste era bastante propicio, hoy día es más fácil entre los vendedores de chuches, profesores de deporte o internet...
Hay ciertos meapilas que afirman que decir estas cosas formando parte de la Iglesia contribuye a dañarla e implica estar contra ella, yo opino exactamente lo contrario y afirmo que es lealtad a ella el ir de frente y por derecho, y si mal no recuerdo además de "ay de aquellos por los que venga el escándalo", Jesucristo también tuvo algo que decir de los tibios...
Una vez que esto ha quedado claro y meridiano, vamos a puntualizar y sacar las vergüenzas de los demás...la mayoría de los que chillan de los grupúsculos habituales y fácilmente reconocibles, hablaban de caza de brujas cuando los medios se ocupaban del famoso Caso del Arny, y no hacen otra cosa que pedir clemencia por Roman Polanski y "sus pecadillos de juventud", claro que éste es del gremio titiritero...lo grave no es que sean pederastas homosexuales sino "curas"...un periodista italiano acaba de hacer un estudio estadístico que comprende desde el año 95 hasta hoy y concluye que de cada 250.000 casos de abusos denunciados, 94 corresponden a personas o instituciones relacionadas con la Iglesia Católica, lo que supone un 0'044 del total, así que algunos no comprenden el ensañamiento, pero yo sí...
Hombre, desde luego al estar integrados en un "colectivo" (mira que odio la palabreja) dan más el cantazo que los que delinquen por libre, y sería difícil hacer estadística de los que hacen viajecitos a Cuba o Tailandia de toda clase y condición, y luego podríamos hacer otra "familiar" y de andar por casa y nos llevaríamos las manos a la cabeza de cómo quedarían en el ránking los papás, tíos, abuelos y cuñados, las señoras son más de saber y callar...no nos engañemos, aunque casi todos los casos destapados son de fuera, como sociedad damos bastante asquito y ocupamos los primeros puestos en el consumo de drogas y pornografía infantil, y en este caso el número de curas pasa a ser irrelevante...
La mal llamada progresía es la máxima defensora del "todo vale", del relativismo brutal y de la relajación de las costumbres, de modo que celebro de verdad que hayan descubierto el tope moral de sus anchísimas tragaderas. Por mi parte todos los que cometan semejante abyección deberían hacer de badajo en el campanario mayor cualquiera que sea su ocupación.
He dicho.

5 comentarios:

José Luis Valladares Fernández dijo...

Amiga Maribeluca. La progresía está poniendo el mundo alreves. Es tal el odio y las ganas locas por que desaparezca la Iglesia, que se agarran a la linterna de Diógenes para husmear en las debilidades de algunos clérigos. Seguro que hay alguno que le puede su condición de hombre, pero son casos -graves por supuesto- aislados y no tantos como quieren hacernos ver. Aquí se da mucho eso de ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio.
Las huestes de esa izquierda irredenta, sectarizada, no perdona a la Iglesia que tenga mayor poder de convocatoria que sus proclamas. Y es que el Evangelio les deja en paños menores.
Claro que tambien hay gente que presume de católicos, y a la hora de acusar a la Iglesia, no se queda atrás. Claro que son católicos practicamente de alpargata, que incluso comulgan hasta con rosquillas y luego colaboran en el mayor genocidio de la historia con el aborto.
Digamos como Jesús dese la crus:¡Perdonales, Padre; no saben lo que hacen!

Maribeluca dijo...

la verdad es que no me apetecía nada el tema, pero ya está bien de que ciertas tribus ladren impunemente, lo malo es que si mandas una carta al periódico tienes que ser muy correctito o no te la publican...pero ellos pueden acusar o difamar desde sus cubiles y troneras...si es contra según quiénes claro hay bula y nunca mejor dicho, pero como sea contra según qué otros se te puede caer la melena...

Natalia Pastor dijo...

Totalmente de acuerdo,Maribeluca.
Que la Iglesia ha sido blanda, incluso cómplice a veces por ocultar y tapar lo que es una abyección,algo tan monstuoso como la pederastia, es cierto.
Pero de ahí a iniciar un caza de brujas institucionalizada por esa progresía casposa y rancia que regurgita bilis y odio anticlerical, y cuyo único afán es empitonar a todo aquel que viste sotana o hábitos, va un abismo.

Sevilla Opina dijo...

Cayetana Guillénc dirá lo que le dicten para eso lleva años de asalariada en TVE o sea en nómina de ZP.
Por cierto: ¿desde cuando no hace una película?.

DORAMAS dijo...

Los progres de este país que antes se llamaba España, seguirán viendo volar fantasmas donde no los hay.
Llegara algún día, creo que si, el momento de ponerlos a todos ellos en su lugar de origen, en pocas palabras, en la NADA.
No son nada sin el poder en la mano y se han predispuesto para acabar con todo lo que les lleve la contraria, aunque ellos se la llevan a cualquier cosa que salda del centro hacia la derecha.