miércoles, 26 de marzo de 2014

DIGNIDAD

Me han parecido un ejemplo de dignidad y normalidad institucional las exequias por el recién fallecido ex presidente Suárez y hay que señalar que ha sido de agradecer.
 
Salvo algún enano moral que siempre ha de dar la nota y algún concreto ejemplo de excesiva hipocresía, en general todo el mundo se ha portado como es menester en tales circunstancias.
 
Ya sé que se incide mucho sobre la diferencia en el tratamiento que tantos le otorgaron entonces y el ahora- y con bastante razón- pero esos que lo critican ¿qué querían? ¿ acaso que alguno escupiera sobre el féretro...? lo que a menudo se llama "hipocresía" es simple y llanamente lo que nos permite convivir en civilización y sin sacarnos los ojos.
 
Seguramente, habrá una evolución personal sincera como la que él mismo protagonizó en algún caso y la perspectiva de la experiencia y los años para cambiar de opinión, y en otros serán en efecto lisa y llanamente lágrimas cocodrileras, que siendo las justas y austeras bienvenidas son, pero  que sobreactuadas y aspaventeras causan vergüenza ajena.
 
Lo mismo que la forma de agradecer que tienen algunos las libertades de las que tan beneficiados resultaron ciscándose en el invento y tratando de deslegitimarlo incluso a puñaladas y ladrillazos a la autoridad  (espero el día en que esa ideología criminal y sembradora de odio ocupe el lugar de ostracismo que le corresponde equiparada a sus primos hermanos del nacionalsocialismo, eso fue un error) 
 
Ni creo que Adolfo Suárez se pareciera a Churchill ni deba ser beatificado, ni creo que fuera un traidor, rojo y masonazo- de qué me sonará eso, por Dios- ni que fuera el mejor ni el peor del mundo mundial, seguimos sin encontrar el término medio que tanto se esforzó en buscar.
 
Aquel tiempo estuvo lleno de grandes errores, algunos se evidenciaron muy pronto y otros mucho después, pero estas cosas solamente se advierten con la perspectiva y no son achacables ni sólo a una persona y ni siquiera al modelo, con los fallos obvios de cualquier empresa humana, sino más bien a las profundas y continuadas deslealtades de algunos que reniegan de lo que han obtenido y rubricado.
 
Es normal además que en tan convulsos tiempos de cambio, en algunas cosas muy brusco para la debida adaptación, hubiera mucha gente corriente y decente disgustadísima con la cosa y con las formas de hacer- en eso veo paralelismos también con la crisis que aún nos sacude en tantos órdenes- ya que a pesar de no haber libertad de prensa o políticas, en la década de los sesenta el Régimen se descafeinó muchísimo y se vivía razonablemente bien con el buen rollito del descubrimiento del desarrollismo y la nueva gallina de los huevos de oro, el Turismo (con o sin suecas), pero la crisis del petróleo, las movidas politiqueras de una vez empezado el desmontaje de autoliquidación de los aperturistas y los sectores recalcitrantes que se resistían, y de los extremos contrarios rupturistas, envenenaron enormemente el ambiente y amenazaron seriamente la operación que fue un verdadero encaje de bolillos. 
 
A todo eso hay que añadir el componente de una repentina inseguridad ciudadana que por lógica antes era inexistente, y la gran cuota de sangre derramada a causa de toda clase de terrorismos, pero en particular el marxista leninista, que en cierta época ponía un día sí y otro también muertos sobre la mesa, casi todos uniformados, ante la aparente indiferencia de la clase política y gran parte de la ciudadanía excesivamente permisiva y garantista en reacción al autoritarismo reciente para dolor e irritación de los sectores más afectados y gentes de orden.
 
Todo ello hay que tenerlo en cuenta porque no todo fue el camino de rosas sin espinas que algunos pintan, aunque tampoco el origen de todos nuestros vicios y males como otros deslegitimadores actuales pretenden en su afán de arrasar con todo para partir de un cero decente aseguran...o para justificar lo injustificable del Tejerazo entonces y el que otros tantos de distinto signo están pidiendo en la actualidad a gritos a todas horas (al menos entonces no había cloacas sociales y aunque quizás hubiera menos gente con estudios, el público general era más educado que ahora, eso que ganaban)
 
También se consiguieron muchísimas cosas que tal vez ya no valoremos a fuerza de verlas normales, y lo principal y más importante pasar de un sistema autoritario a uno de libertades sin un nuevo enfrentamiento entre hermanos gracias a las cesiones de todos y a la esperanza y empuje de la mayoría del pueblo español.
 
De la oposición a degüello casi salvaje que le hicieron unos y de las puñaladas traperas del faccionalismo interno de sus amigos presuntos prefiero no hablar, pero sería igualmente edificante que se extraigan las más que oportunas lecciones.
 
 
La cara más visible de aquel zozobrante pilotaje acaba de dejarnos, y creo que fue una persona cabal y puso todo su empeño sincero en hacerlo posible, entonces era una cría y no lo veía como ahora puedo- creo que tengo que escribir algún día un capítulo de mi biografía sobre ello- así que solamente quiero hacer constar mi respeto porque al fin se le ha hecho algo de justicia en lo afectivo ya que su lugar correspondiente ya lo había ganado por derecho propio  en nuestra Historia.
 
 
 
 
Posdata:  Carrillo seguía siendo un genocida y podían haberse buscado a otro sí, ya lo creo,  pero ya lo había indultado Franco en el 69, ahora que está de moda hablar de indultos.
 
Segunda posdata: creo que tiene razón Iñaqui Ezquerra en ABC al decir que el pecado de Suárez- de lesa humanidad para muchos- fue conseguir que nos entendiéramos por una vez en la vida y no nos liáramos a garrotazos, eso aquí no se perdona.
 
Tercera posdata: entrevista inédita hasta ahora a Adolfo Suárez también en ABC:
 
"(...) La imagen que ofrecemos los políticos es terrible...vivimos una crisis profunda, que no es en absoluto achacable al sistema político. Pero la democracia exige a todos una responsabilidad permanente. Si nosotros fuéramos capaces de transmitir al pueblo ese sentido de la responsabilidad, si lo tuviéramos perfectamente informado, el pueblo español asumiría todo lo que supone la soberanía ciudadana. Pero le hemos hecho creer que la democracia iba a resolver todos los grandes males que pueden existir en España...y no era cierto. La democracia es sólo un sistema de convivencia. El menos malo de los que existen. (...) "
 
Esta entrevista no se publicó finalmente por su excesiva sinceridad.
 
Descanse en paz.

16 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Es muy de agradecer la mesura y ecuanimidad que utilizas para juzgar aquella época, siendo como eras un niña.
Precisamente por eso quizá se te escapan algunos matices que sí vivimos los que eramos adultos.

La generación que entonces tenía unos 30 años de edad había nacido dentro del franquismo y por tanto no conocía otra cosa diferente. Por ello, millones de personas se hallaban muy conformes con la dictadura pero no los intelectuales ni los que iban a la Universidad o habían salido al extranjero y habían visto cómo vivian en democracia.

Aquí el desmoronamiento de los grandes caciques comenzó por ahí : porque enviaron a sus hijos fuera a hacer carreras y vinieron con ideas de libertades y derechos civiles.
Frente a eso había una inmensa masa que era campesina o ubicado en aldeas y en el mejor de los casos trasladados recientemente a las capitales. Para esa masa lo existente estaba perfecto porque así habían sido educados.

Y por último los más visibles eran los enviados por Carrillo a montar broncas. Como ahora y eran poquitos.

Suarez, como universitario de Salamanca (cuna de libertades), comprendió que había que acercar el modo de pensar de los aspirantes sensatos a una democracia con partidos y prensa libre a la realidad política gobernante. Y lo intentó pero hubo demasiados cocodrilos de por medio.

Subrayo tu frase que dice "quizás hubiera menos gente con estudios, el público general era más educado que ahora".

Maribeluca dijo...

Seguramente Tella, aunque siempre he sido muy Mafaldita y un poco vieja jeje; cuando se murió Franco tenía diez y casi no pillaba, pero en los 79, 80 y 81 ya lo creo que sí.

Eso sí, en casa éramos más de Fraga y mi padre fue junto con un grupo de lo que se suele llamar "profesionales liberales" uno de los que intentó poner su granito de arena en modernizar y abrir el partido que era un nido de marquesonas insoportables, aunque pronto se desencantó de la política.

Yo por razones de edad era pelín más radicalilla, también influyó mucho eso que he mencionado sólo por encima de la inseguridad y el terrorismo, pero el tiempo suele colocar esas cosas y admiraba demasiado a "los malditos yanquis" entre otras discrepancias notables con el socialismo azul, era más que otra cosa una cierta fascinación épica y estética.

Trecce dijo...

Era momento de homenaje y respeto a su memoria, porque una cosa es que en los medios de comunicación, sobre todo escritos, se hayan hecho ejercicios en los que se hace un recorrido sobre las luces y sombras del personaje, lo que está bien sobre todo cuando se fundamenta y otra es que los que todos sabemos, hayan aprovechado para abrir la bocaza y hacer una aproximación interesada, a favor o en contra, con el cadáver aún caliente.
Ya digo, tiempo habrá de discutir lo que hizo (algo que resulta bastante fácil a toro pasado), ahora es momento de respeto.

isra dijo...

Aunque es una frase un poco manida Suárez fue un ESTADISTA, así, con mayúsculas, el panorama que le tocó gobernar era diabólico, haciendo una transición de un régimen autoritario a una democracia (que a día de hoy hemos visto que es una pseudodemocracia o democracia de mierda).

Hizo lo que tenía que hacer pensando en el largo plazo y no como ahora, que se gobierna a golpe de portadas de periódicos o titulares de telediarios.

Y en cuanto a la frase por vos escrita y remarcada por Tella sólo hay que darse un paseo por nuestras universidades para comprobar cuan cierta, terriblemente cierta, es tu frase, o el hecho de que el PSOE sí o sí, haga lo que haga y a pesar de su CV tenga tantos millones de votos garantizados.

Al menos esta vez hemos estado a la altura de las circunstancias, casi todos.

Herep dijo...

Escribes muy bien, Maribeluca, y tus análisis tienen una objetividad loable.
Yo, por aquellos años, no había nacido, y entiendo que la situación podía ser confusa, amén de ingenua, pues nadie cree que pueda ser traicionado por un socio en un futuro cercano...
... pero restaurar los Estatutos de Autonomía anteriores a la Guerra Civil... confiar en los nacionalistas, que habían sido una de las causas de la contienda...
Quizá Suárez fue demasiado ingenuo en ese aspecto.

Punto y aparte tiene el teatro de todos aquellos que, apuñalándole por la espalda, hoy ponen carita triste y se sean las lágrimas de cocodrilo.

Un saludo.

NOTA. El fragmento de la entrevista inédita es muy bueno.

Maribeluca dijo...

Trecce, coincido en lo del respeto como es obvio.

Tampoco hay que dar demasiada importancia a lo que se suele decir en estos casos -salvo que en el personaje sea algo muy flagrante- porque todo el mundo se siente obligado a hacerlo y si no lo hicieran se los pondría también a caer de un burro por lo contrario.

Maribeluca dijo...

isra, ahora lo creo así, entonces muchos no podíamos verlo porque era todo como te digo tan convulso y eran mayoría los que le llamaban de todo menos bonito,en mi casa también, algunas cosas nunca cambian jeje, el tiempo dirá si tienes razón en lo de "los políticos de ahora" porque esta situación también es endemoniada de un modo diferente, pero yo creo que sí se están sentando bases de futuro en otras cosas como las que se refieren a Europa, cambio de chip en ciertas malas costumbres hispánicas de "me lo den tó", sobre modelo productivo y normas laborales más flexibles para competir, leyes educativas mejoradas, etc.

Lo malo es que nuestra izquierda no evolucione y siga siendo en tan gran parte tan escasamente demócrata, un país con tal lastre tiene un problema muy serio.

Maribeluca dijo...

Herep, muchas gracias, se intentan ambas cosas, aunque no siempre salga.

Sí, sí, seguramente en eso también tienes mucha razón- en realidad es obvio que la tienes- como ya digo aquello no fue tan perfecto como se pinta y he tratado de reflejar todo un poco.

La entrevista es buena, el hombre estaba ya hecho trizas por las tensiones y las traiciones, sólo dos meses después dimitió y creo que hizo también con eso lo más correcto porque se le había ido ya de las manos...qué actual resulta ese párrafo ¿verdad? ojalá no la caguemos de nuevo.

* me parece fatal que tú también seas más joven que servidora, no lo sabía.

Iñigo Iñiguez dijo...

Ehhhh, stop, ein moment, que aquí los más jóvenes "semos" Don Bwana y yo, con 99 y 105 años respectivamente.
Y el siguiente en la relación es el complutense con su cincuentena encima.

Maribeluca dijo...

Don Iñigo, yo taytantos ya pa siempre (dentro de unos cuantos lustros tendré que pedir cita al que obró semejante milagro con el mal pellejo de la vicetere)

Chafachorras dijo...

Muy ponderada y acertada tu reflexión yo solo añadiría que hay otro que además de Más ha hecho un papelón peor que Chafachorras (es decir yo mismo) en las Cortes, que fue ZetaParo alabando el espíritu de la transición. El mismo espíritu en el que él se ciscó de manera proverbial.
Un abrazo Maribel

si, bwana dijo...

Ahora necesitamos urgentemente a alguien que ponga un poco de órden en todo el desbarajuste actual y Adolfo Suárez hubiera sido una solución porque su estupenda habilidad para entenderse con la gente no hubiera permitido ni que le tomaran el pelo con ambiciones separatistas ni que las calles de la capital se convirtieran en el Paraíso de desalmados y anarquistas.

Maribeluca dijo...

Chafachorras, es verdad, ya tiene narices, ya tendremos tiempo de volver a reseñarlo por desgracia.

Maribeluca dijo...

¿En serio lo crees Bwana? he alabado aquí algunas de sus virtudes dialogantes y demás ,pero entonces el desbarajuste en tal aspecto era parecido o peor, no había día que no se presentase un bruto en nuestra tienda diciendo que teníamos que cerrar porque había huelga por tal o por cual y en una ocasión porque una chica había fallecido a causa de una pelota de goma de la policía.

Casi a diario teníamos aviso de bomba en el cole que nos parecía molonísimo porque nos mandaban a casa por si las moscas, etc.

Precisamente se le achacaba no sin cierta razón esa debilidad que menciona hoy también con similares motivos.

Pápulus dijo...

Poco se puede añadir a lo que dices. Análisis certero, jefa.

Pero me quiero acordar de la tremenda hipocresia de muchos en aquellos momentos. El partido de Isidoro teatralizando su supuesto abandono del marxismo, el Pelucas que lo suyo no era comunismo, que era una especie de bodrio llamado eurocomunismo (que nadié acertó a explicar lo que era), los de las cortes franquistas tornados en demócratas de toda la vida y los del Pene en Uve y los Pujolianos unos españolazos de pro. Y todo ello por pillar cacho.

Aunque bien mirado, gracias a esa tremenda hipocresia no nos dimos de tortas unos con otros.

Sin quitar un ápice de merito a Suarez y a los que, en aquellos momentos, le asistian.

Maribeluca dijo...

Pápulus, el de vuesa merced tampoco tiene desperdicio jaja