miércoles, 15 de junio de 2016

LOS SUECOS

Ahora que ya ha pasado el cuarenta de Mayo y nos hemos decidido al fin a quitarnos el sayo con los calores, vuelve el fresquete- tranquis aquellos que adoran vivir con la puerta del horno abierta que sólo es un retraso puntual de la asfixia y tiempo de sobra tendrán para disfrutar- pero mientras, los demás respiramos a gusto y no nos importa posponer unos días el primer chapuzón piscinero.

Estas cosas suelen pasar, si lavas el coche ya sabes que aunque no haya llovido en meses que esa tarde lo hace con tierra, no te digo si te has dado la paliza con los cristales de casa; y es que hace escasos días guardamos las mantas y me he pasado esta semana lavando el relleno de los nórdicos, así que ahora igual toca buscar de nuevo el pijama largo.

Lo "nórdico" por lo visto se ha puesto de moda, y sobre todo en algunos que se andan haciendo los suecos para tapar indumentarias y orígenes bananeros.
En los 70 eran "las suecas" las que arrasaban, y también era un quiero y no puedo muy cutre, pero por otras razones muy básicas.

Nos toman a todos por tontos, ya sé que hay muchos en efecto, pero de ahí a convencernos de que Marx y Engels escribieron "El Manifiesto Socialdemócrata" va un trecho gordo.

Lo que no deja de tener traca en este Celtiberia cada vez más Show es que al presentar la quiebra y la confiscación en el plagio de un catálogo de mobiliario archiconocido, con regalo de felpudo sobre república independiente, el fondo tremendo de la cuestión quede al margen de la forma en que se envuelve y además llegando hasta el extremo de arrumbar  el que hayan vuelto a aparecer ramificaciones de la financiación de Podemos a través de farmacéuticas en Belice con pasta de nuevo iraní.

Y no passaa naada.
Bueno, salvo que sea del PP.

Lo que importan son los debates "decisivos", ya vimos cómo lo fue el anterior famoso, que o no convencen a nadie, o tal vez a cuatro indecisos, lo que ya se me antoja muy triste per se porque se puede tener un día malísimo o todo lo contrario, aunque no digo que no sean deseables o necesarios pero sin abusar y sin caer en tontadas, cosa inevitable por lo que parece.

Me cuentan mis espías catódicos que Perico lo tuvo malísimo, y que al que todos se quieren cargar  como núcleo principal de sus programas electorales, salió por contra muy vivo.

El de sólo para pibas también me lo perdí, y me extrañó no escuchar chillidos por la segregación y tal, pero por lo visto estaban la mar de encantadas en el papel de segundonas y encima la iluminada no se llevó al rorro y van no sé las veces ya que lo deja con la chacha (o igual es un chacho)

Al menos como ya dije en otra ocasión se podían quedar ahí y dejar los programas de entretenimiento para la evasión y el relax que se les supone, pero les gusta chupar cámara más que a un tonto un palito y caca...en fin, la hoguera de las vanidades, y el que no sigue el juego ya se sabe.

En esta campaña apenas hay mítines porque priman los platós y los pasacalles, algún incidente y acoso también hemos visto, tanto en actos del PP como de Rivera, y siempre por parte de los mismos...
Tampoco hay banderolas y carteles a tutiplén, y por ahora no se han pasado por el barrio con el megáfono, se sabe que hay hartazgo general, pero sin embargo siguen los vetos de Diciembre y los pactos ocultos aunque se huelen, así que tampoco parecen haber aprendido mucho.

Al profeta coletudo el formato del debate no le va porque tiene que hacerse el modosito y abstenerse de gritar y enseñar los piños.
Tampoco hay lugar para la performance y el beso en la boca- como los que arreaba Breznev con el gorro ruso- con el que gusta acabar sus actuaciones y numeritos hasta en el Congreso, las víctimas de la LOGSE sin duda creían que iba de otra cosa pero sólo es cuestión de ir a la hemeroteca hijos míos, era costumbre inveterada entre los prebostes de la URSS .

Pues Pablenin es de esos, aunque Olof Palme también pensara que los etarras eran chicos buenos que se habían descarriado por aquello del franquismo.
A los hermanos Karamazov, digo Garzón, en cambio no les van estos disimulos y eufemismos y por lo menos no ocultan lo que son, no tendrán muchas luces pero su sinceridad es gratificante para variar.

Y menos mal que me parece que logseros y jovenzuelos varios debo tener pocos lectores o de lo contrario hace un rato que no entenderán nada.

Aunque como digo también, hoy en día todas esas carencias son subsanables si hay interés.
Y sabe más el Diablo por viejo, aunque les fastidie a Narciso Bello y al repelente niño Vicente que casualmente son el mismo.

Lo cual me recuerda que vuelve mi cumpleaños, y parece que en esta ocasión me pone de menos mala uva que las últimas veces, mira que si ya estoy empezando a asumir que la cosa no tiene remedio y que ya nunca voy a dejar de estar en una edad muy mala...

O no.

Ya mismito les digo.

Y para suecos los de ABBA, que no les cuelen en el mercadillo politiquero un bolso de Pravda.

10 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

FELICIDADES, doña, que ahora es cuando más lúcida te vas a encontrar de entre toda tu vida, a 9 años de ser sesentona. El susto de verdad llega con el número 7.

Los memos dedicados a lo político cada día pintan menos y terminarán poniendo en las listas a los contertulios de SÁLVAME. Y esos sí deben de saber debatir porque alguna vez, por error, veo un trozo y hablan todos a la vez y chillando.

Aquí terminará imponiéndose, en las próximas, un fantasmón tipo Trump que diga barbaridades a diestro y siniestro porque eso es lo que gusta al gentío.

En fin, de momento sospecho que vamos a tener más de lo mismo de siempre.

Trecce dijo...

Qué ganas de que acaben de calentarnos la cabeza.

csc dijo...

Cuando he visto el título me ha parecido que ponía los Zuecos, en lugar de los Suecos. Al final viendo a quienes se refiere en el texto, da igual una cosa u otra... lo mejor es no hacer ni caso de los políticos en campaña. Para librarme de ellos he seguido un consejo de mi padre, he votado por correo, por lo que ahora puedo cambiar de canal cada vez que hay un debate o empiezan a explicar cosas al respecto sin cargo de conciencia. Quince días de vacaciones del panorama político nacional, no sabe usted que descanso.

Mi padre es de los que dice que políticamente, contra Franco estaban mucho mejor... afiliado al PC, sin votar pero con una ilusión de un futuro mejor. Viendo lo que se puede votar hoy en día, dice que no vale la pena ejercer el "derecho"

Maribeluca dijo...

Virgencita, que me quede como estoy, Tella...

¿Te parecen pocas las barbaridades de los mostrencos podemitas de palabra y obra? aquí se lleva esa clase de populismo y no el de Tromp, lo que más se le acerca es el zote de Abascal que se cree la reencarnación de Don Pelayo y aún así es más fino que el gringo oxigenao y no vende una escoba.

Maribeluca dijo...

Trecce, pues tiene pinta del cuento de nunca acabar y de la buena Pipa porque siguen en las mismas.

Maribeluca dijo...

CSC, cada tiempo tiene sus pros y sus contras, y ahora está otra vez el mundo mundial en vísperas de algo gordo y nada bueno.

Pápulus dijo...

¿Sirven para algo los debates además de para confirmar que cada mienten todos más, mucho más y hasta el infinito? Me niego a ver esas indecencias.

Marx y Engels escribieron "El Manifiesto Socialdemócrata", claro que sí, también llamado el "Manual de la perfecta democracia (aniquilamiento de la oposición)", y si no lo escribieron...lo pensaron.

Ya queda menos para comprobar el nivel de burricie de nuestros compatriotas y ojo que el nivel de gilipollez es infinito.

Maribeluca dijo...

Papulus, el ejemplo famoso de Nixon ganando por la radio y el monísimo de JFK en la tele lo explica todo...

El hecho de que un partido con tales mimbres tenga tal cantidad de voto confirma lo que dices.

Chaly Vera dijo...

TONTO DEL VOTO
Ahora empieza otra mentira.
La de las elecciones.
Tu voto no vale una mierda.
Te engañan
una y otra vez
desde hace más de treinta años.
Antes te robaban bajo tortura.
Ahora te roban engañándote
con la puta patria y la puta bandera.
Hala, cuando oigas el himno
te pones de pie
y que se te meen encima.
La democracia de los pobres.
Vota, calla y paga.
Vota, calla y paga.
Vota, calla y paga.
Pero vota a uno de los partidos
que son serviles con los que mandan.
Partidos basura
al servicio de los canallas.
Vota, calla y paga.
Tonto del voto.
Vota y vete a tu casa.
Y luego calla.
Y no vomites
cuando te mires en el espejo.
Eres lo que eres.
Poca cosa o casi nada.
Tu voto es el timo de la estampita.
El tocomocho para incautos.
La princesa no sabía nada
de todo lo que defraudaba su marido.
El rey tampoco sabía nada.
El fiscal hace de abogado defensor.
Ya le darán su ascenso cuando todo acabe.
Y en el peor de los casos
harán servir el indulto o lo que haga falta.
Los ricos no pagan impuestos.
Y si alguna vez los pillan
tienen ministros
que les regalan una amnistía.
Pero tú sí que pagas impuestos.
Tú, sí, tonto del voto.
Tú los pagas todos.
Y te engañan desde siempre
con lo de la derecha y la izquierda.
Tonto del voto.
Hace más de treinta años que te engañan.
Y gracias a tu voto ellos siguen robando.
Cerebros binarios.
Blanco o negro.
Republicano o demócrata.
Izquierda o derecha.
Sí o no.
Así de fácil manipulan.
Eres de los nuestros o de los otros.
Tonto del voto.
Cerebros de mono por evolucionar.
La buena noticia es que un día morirás.
Y ya no podrán engañarte.
O sí.
Porque me temo
que lo del cielo y el infierno
es el timo más fraudulento de toda la historia.
Pero por desgracia
cuando lo compruebes
sólo podrás protestar en silencio
a los asquerosos y voraces gusanos que te devoran.
Escrito por TORO SALVAJE

Maribeluca dijo...

Estoo...y más o menos como en todas partes y en otros sitios mucho peor, oiga; además todos los apocalípticos que escriben esas cosas tan bonitas suelen ser, oh casualidad, partidarios de lo peor, y de que cuando vengan los que ha puesto él con su voto tonto del tonto del voto ya no se vote más.

Vaya buena noticia que un día te morirás y ya no te engañarán más, la alegría de la huerta.

Por cierto, ni puta mi bandera ni puto mi himno, cuidado con esas cosas...

Y tonta o lista voy a votar, aunque cada vez tengo más claro aquello del sufragio censitario visto lo que se ve.